viernes, 19 de octubre de 2007

Fin de la estancia

Última noche en Berlín. No quiero volver, quiero quedarme.

domingo, 14 de octubre de 2007

Szank you

Es lo que dice un alemán cuando intenta darte las gracias en inglés, "szank you", porque los alemanes no tienen el sonido de la th inglesa (z andaluza) en su idioma. Sí, me lo han recordado Monrose porque en una de sus canciones se les escapa una de esas sz.

Si ayer comenté la pasión de los niños alemanes por los caballos, hoy toca darnos un paseo por la parte de libros de cualquier supermercado generalista, vamos, lleno todo de basurones. Imaginaos la clase de libros que podéis comprar en algún sitio tipo Mercadona (que no venden libros, pero si los vendieran serían basurones).

Para empezar, están los libros tipo "Tu jardín y tú" y de recetas de cocina. Ya vemos que tienen un público muy determinado, y al fin y al cabo puede tener su lógica que los vendan en esos sitios.

Otro género de libros muy vendido en estos supermercados son los libros de "Comprueba tu conocimiento". Hace unos años, un estudio llamado PISA salió a la luz y se hizo muy famoso porque, al parecer, dejaba en mal lugar el sistema educativo alemán. Eso causó un mega trauma en la sociedad alemana y ahora está todo lleno de libros "Aprende XXX - las claves del estudio PISA". Tiene que haber sido un estudio muy famoso e importante cuando en Andalucía ni lo hemos oído :D Aparte de los libros del PISA, siempre hay algún otro tipo "Los países del mundo".

Pero las grandes estrellas de estas secciones son LOS AUTODEFINIDOS.



Como comprobamos en esta foto, tienen autodefinidos hasta en libros. Y se los funden que da gusto. Además tienen un amplio surtido de diccionarios especializados para autodefinidos y cruzadas, con las palabras ordenadas por número de letras o por áreas de conocimiento.

Todos sabéis que Alemania me fascina, pero no por eso dejo de reconocer que es un país con unas costumbres y gustos inusualmente rancios.

sábado, 13 de octubre de 2007

Mein kleines, süßes Fohlen

Poca gente que no sea eurofán conocerá la canción de Alemania en el festival de Eurovisión de 2006, No no never del grupo Texas Lightning. En inglés, claro. Pero aún menos eurofans conocerán que esa canción fue versionada pocos meses después por un grupo infantil (Die Lollipops), en alemán y con el título Mein kleines, süßes Fohlen (Mi pequeño, dulce potro). Escarpiante por supuesto. Veamos un poco de su letra:

Mein kleines, süßes Fohlen hat weiches, hellbraunes Fell
hat schöne, große Augen, die sind echt sensationell
Mein kleines, süßes Fohlen ist für sein Alter schon schnell
und so clever, und so clever

Traducción:
Mi pequeño y dulce potro tiene una piel suave, marrón claro
tiene ojos grandes y bonitos, que son realmente sensacionales
Mi pequeño y dulce potro ya es rápido para su edad
y tan listo, y tan listo


Aunque como leí acertadamente en una reseña de un usuario de ciao, el escritor de la letra no es nada listo.

¿A qué viene todo esto? Al final me salgo por la tangente. Pues a que hoy he ido a un par de librerías, buscando un par de libros, entre ellos para comprarme alguno de lectura. Una de mis ideas fue comprarme Heidi, así que me acerqué a los libros juveniles. Cuál fue mi sorpresa que entre los subgéneros de libro juvenil (Novelas, Suspense, etc.) había un género totalmente increíble: HISTORIAS DE CABALLOS. Sí sí, como lo leéis, historias de caballos. Hice una foto para inmortalizar ese momento.



Para los que no sepáis alemán, Pferde significa "caballos". Así de espeluznante es esta pasión de los niños alemanes por las historias de caballos. Casi tanto como la de los adultos por los autodefinidos, pero eso lo contaré otro día.

Actualización: He buscado la canción en eMule, y atención al usuario que la tiene:



"Pferrdchen". Caballito. Cágate.

viernes, 12 de octubre de 2007

y como os dije, aquí estoy

No sólo estoy aquí, sino que llevo casi dos semanas en Berlín, y me queda una más. Después me volveré a Andalucía. Con todo el dolor de mi corazón, porque me encanta estar aquí, pero me es imposible encontrar unas prácticas. Podría quedarme con cualquier tipo de trabajo medio cutre para el cual mi poca fluidez hablando alemán bastara, pero por un lado no quiero malvivir (que 80% de las probabilidades de que no sería así) y por otro si hiciera eso acabaría postergando indefinidamente mi proyecto fin de carrera. Y eso sí que no lo quiero, tan cerca que estoy de terminar...

Todos los días me vienen a la mente cosas que me llaman la atención de Alemania y que quiero compartir con ustedes, pero luego me siento al ordenador y ninguna de ellas aparece. Espero que pronto deje de ocurrirme eso y comentaros.