lunes, 29 de junio de 2009

Insomnio

Debería estar durmiendo. Son casi las dos y a las seis tengo que levantarme para ir a trabajar, porque vuelvo a estar de turno de mañana. Es decir, que en el trabajo seré un zombi, porque además anoche dormí cuatro horas y media.

Y es que por más que lo intente no dejo de pensar en acontecimientos que han marcado este corto fin de semana.

Por un lado, como todos sabéis, este fin de semana han sido las celebraciones del Orgullo aquí en Sevilla. Yo, como no podía ser de otro modo, las he pasado con quien más me importa (fotos en Facebook, jajaja), y por eso y muchos otros motivos, ha sido espectacular. Algo que debe repetirse el año que viene, por supuesto. Todo un éxito.

Por el otro, he tenido una experiencia social poco deseada justo hace unas horas, la cual he rematado con una de mis actuaciones estelares en las que la cago hasta el fondo.

Si es que nada puede ser del todo bueno ni del todo malo.

miércoles, 24 de junio de 2009

Mmmm

No me gusta dejaros tirados y sin actualizar, aunque este mes ya he superado mi récord mensual xDDD

Ha habido ciertas novedades sobre las que he estado a punto de bloguear, pero he preferido quedármelas para mí.

Sobre lo demás, el trabajo va igual de mal que siempre, otros temas van bastante mejor, y estos días estoy teniendo poco tiempo porque estoy preparando lo del sábado, jajaja.

La semana que viene vuelvo a tener turno de mañana (¡bien!) y también es importante que me han dado las vacaciones en las fechas que quería (¡bien! x2).

A ver si para después de las vacaciones cambio de trabajo. xDDD

Besos a todos!

jueves, 18 de junio de 2009

El pasado siempre vuelve

(Este post originalmente se quedó en borradores. El 4 de febrero de 2016 me lo encontré y decidí publicarlo).

A veces, algo que parecía superado hace mucho tiempo, si no ha tenido un verdadero final puede manifestarse en el momento más inesperado. De la manera más inesperada. Haciendo daño mucho tiempo después de que ocurriera.


Como un accidente, en el que pierdes una parte de tu cuerpo. Una que no echas de menos hasta que necesitas utilizarla de nuevo. Y para entonces puede que ni siquiera recuerdes por qué no la tienes o cuándo la perdiste. Sólo sabes que, o bien la has perdido para siempre, o bien vas a tardar tanto en regenerarla que quizá sea demasiado tarde.


El gran dilema que se plantea es... conviene más rendirse y aceptar la invalidez o es mejor luchar y tratar de superar lo que te está invalidando?


Sólo es una reflexión, no he perdido una pierna, jajaja. Además bloguear desde el trabajo da pie a muchas pajas mentales como ésta.


Besos a todos.

lunes, 15 de junio de 2009

Alameda

Hay noches que no se olvidan. Hoy será una de ellas.

viernes, 12 de junio de 2009

De ninguna parte

Estoy en "mi casa" en Cádiz y una conversación un tanto... crispante me ha hecho pensar en este tema.

Aquel que emigra pasa por determinadas etapas. Al principio simplemente eres distinto y sólo piensas en lo poco que encajas. Sin embargo, es lógico, porque estás acabado de llegar.

Pero luego eso se transforma en un sentimiento de deslocalización que es muy característico, que sólo conoce el emigrado. Un sentimiento de no ser de ninguna parte, de no sentirse en casa en ningún lugar. De que siempre falte algo.

Al cabo del tiempo, ves que el lugar de donde vienes ya no es el mismo que conocías, puesto que ha evolucionado, ha cambiado. Sin ti, por supuesto. Y ahí te das cuenta de algo muy obvio, pero que no es agradable de pensar, que no hacías falta, y que tu casa ya no es tu casa.

En el lugar adonde has llegado no conoces nada, eres el extranjero y el desinformado. Al principio es raro, pero una vez que te has convertido en extranjero también en el lugar que considerabas tu tierra, acabas acostumbrándote y resignándote. Enhorabuena, te has convertido en el eterno extranjero.

Yo soy uno más de esos eternos extranjeros, que no son de ninguna parte. Fui gaditano y siempre lo seré por dentro, pero San Fernando ya no es mi casa.

Y ante esta situación, para sobrevivir hay que adaptarse. Así que si hay que ser sevillano, pues ningún problema, manos a la obra.

miércoles, 10 de junio de 2009

Dadme un turno de tarde y conquistaré el mundo

En mi queridísimo trabajo me ha tocado esta semana (y la próxima) turno de tarde. Eso quiere decir entrar a las 15 y salir a las 23, un horario envidiado por todos, seguro.

Tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Ventajas:
- no madrugar.
- (inserte aquí alguna otra si se le ocurre) xD

Inconvenientes:
- no aprovecho el día, las mañanas no cunden.
- por la tarde hay menos trabajo.
- las posibilidades de transporte, ahora que no tengo coche, son mucho, mucho menores.
- y sobre todo, que me destruye las posibilidades de hacer vida social por la tarde, porque por la mañana todo el mundo está en el trabajo, lógicamente.

Lo del transporte es otro tema, aún tengo el coche en el taller y eso seguramente me va a arruinar el puente (en Sevilla el Corpus Christi es festivo, así que no trabajo ni jueves ni viernes).

En fin, me voy a ir vistiendo que hoy tengo médico.

PD: ¿Alguien sabe por qué han desaparecido todos los vídeos de las Miami Sound Machine (las prefabricadas que salieron en 2002) de youtube? Parece como si nunca hubieran existido.

Actualización de última hora: en el taller no tienen listo mi coche ni saben cuándo lo tendrán. No puedo describir la ira que siento.

domingo, 7 de junio de 2009

Amor callejero

Como todos los que me conocéis o los que leéis este blog sabréis, cojo frecuentemente la línea 43 de los autobuses de Sevilla porque es la única que llega cerca de mi casa, y viene desde el mismo centro, de la Plaza de la Magdalena.

El 43 hace un sinuoso recorrido por las calles de Triana a la vuelta, y una de esas calles es la calle Coruña.

Hace tiempo descubrí un par de detalles en esta calle que hacen que me encante coger esta línea de autobús. Existe un muro vacío en esta calle periférica que, obviamente, es un reclamo para hacer pintadas. Dos de estas pintadas me encantan.

Son dos pintadas que me hacen pensar en que la bondad humana existe y está en lo más inesperado. Son vulgares, sin estilo y además son vandalismo urbano, pero si por mí fuera nunca las deberían borrar.

De No es nada extraño

Alguien que escribe en un muro sevillano te quiero en tres dialectos del catalán debe de querer de verdad.

De No es nada extraño

Mi favorita de las dos, el texto habla por sí solo.

Es uno más de los detalles que me encantan de esta ciudad.

sábado, 6 de junio de 2009

Frenesí

Ayer fui a la Feria, y estuvo genial, pero en la montaña rusa estoy montado ahora.

Sed felices, yo intentaré serlo.

viernes, 5 de junio de 2009

Tierra mojada

Estoy blogueando desde el móvil XD y es que he salido a la calle a hacer unas compras y, sorprendentemente, está lloviendo. Aunque la lluvia es un tostón y más en junio, el olor a césped mojado me recuerda a mis días alemanes y me pone muy nostálgico.

Por otro lado, me parece fatal la iniciativa de tussam de poner música clásica en los autobuses. Es nueva y sólo la tienen algunas líneas (como la 43, en la que voy ahora), y además de que no me gusta esta música, la llevan altísima.

Os dejo, que ya llega el bus a su destino.

PD: hoy he oído "volverás" de sergio y estíbaliz en el mp3 y me ha emocionado. Pero yo no voy a volver. Aún quedan batallas que ganar.

Efímero

Cuando se tiene poco, hay que dejar de pensar en lo que no se tiene y centrarse en lo que sí. O eso se supone, ¿no? Aunque es muuuuy difícil, o a mí me lo resulta. Pero en algunos momentos lo consigo.

Mañana me levantaré a las 5:40 de nuevo y odiaré a la vida como a nada en el mundo, pero ahora mismo estoy feliz.

Y buenas noches a todos. :)

martes, 2 de junio de 2009

Inés


Inés
vive en el bajo de una casa gris
y es dependienta en un gran almacén,
no tiene a nadie en especial
a quien querer, con quien estar.
Y cuando mira alrededor,
todo parece que está mal.
Siempre me ha encantado esta estrofa. Pertenece a la canción Inés, de Luz Casal, artista cuyas letras se encuentran entre las más deprimentes que conozco.