domingo, 9 de agosto de 2009

Reflexiones de antes de dormir

Si el precio a pagar por estar contigo es echarte tanto de menos, lo pagaría mil veces más para estar mil días más contigo.

Lo siento por mi escasa audiencia, pero es que los días que estoy pasteloso no puedo escribir nada que no sea pasteloso.

Y por cierto, un suspenso al AireSur de Castilleja de la Cuesta (¿a quién se le ocurre un centro comercial sin locales de restauración?) y un sobresaliente al Megaocio de Bormujos.

1 comentario:

Alfonso dijo...

Tú eres bueno hasta pasteloso :)