domingo, 5 de abril de 2009

Cómo repartimos los amigos

Como siempre, Ella Baila Sola tenían toda la razón, y es que después de una ruptura, los amigos comunes siempre se acaban repartiendo. Algunos siguen hablando contigo aunque estén del otro lado, y otros directamente pasan a tratarte con la punta del pie. Pero es algo por lo que hay que pasar.

En otro orden de cosas, el Metro aunque está muy bien, está resultando insuficiente, va siempre lleno. De hecho me da miedo acercarme por allí esta tarde... pero de algún modo tengo que ir de San Bernardo a mi casa.

Trabajo tres días esta Semana Santa, qué mierda. Pero el sábado estaré libre y tendré un megapuente!!! (megapuente para quedarme en Sevilla de todos modos, así que tampoco es gran cosa).

2 comentarios:

Almu dijo...

No hay por qué repartir los amigos, Daniel!! al menos yo no pienso que nada haya cambiado en mí :)

Un besoooo

loqu dijo...

En ti no, mi querida Almudena, pero en otros sí :) besitos! :****