viernes, 31 de octubre de 2008

¿Para esto te pagamos?

Empezaré por decir que normalmente, ante la pregunta de si quiero una república para España, siempre suelo responder que me da igual lo que haga España, porque lo que quiero es una república para Andalucía.

Eso sí, con los pies en la tierra, lo cierto es que soy ciudadano del Estado español y como tal le pago los impuestos, aunque no me guste.

Estos impuestos sirven para diversos fines. Algunos con los que estoy muy de acuerdo y por los que me parece inmoral la gente que hace fraude, como construir infraestructuras que todos disfrutamos (calles, escuelas, hospitales, ferrocarriles, carreteras). Otros de ellos me parecen lamentables, y uno de ellos es el sostenimiento económico de la Familia Real.

¿Por qué? Pues porque yo trabajo 40 horas a la semana para tener con qué comer y poder pagar mi habitación en un piso compartido, mientras que ellos no trabajan, de hecho no hacen nada (siendo capitalistas por un momento, ni siquiera contribuyen al crecimiento económico) y tienen un poder adquisitivo mucho mayor que el mío. ¿Envidia? Véanlo como quieran, yo no me considero envidioso, sino simplemente ávido de justicia e igualdad, que precisamente con estos personajes no hay.

Porque ni siquiera tienen nuestros derechos, la ley los protege especialmente (aunque no estoy seguro, apuesto lo que sea a que quemar una foto mía no es delito).

Y así enlazo con la motivación de escribir esto. Todos habréis oído las declaraciones de la reina consorte (recalquemos lo de consorte) en las que humilla al colectivo homosexual e intenta perpetuar patrones de discriminación que llevamos años intentando quitarnos de encima.

Ahora los más fachillas saltan con que tiene libertad de expresión como cualquier otra persona, que es su derecho de opinar así, etcétera. Pues precisamente en eso no estoy de acuerdo, no, no debería tener libertad de expresión. Como persona pública con tantos privilegios y derechos especiales, de la cual todos pagamos su estilo de vida, debería tener unos ciertos deberes. Entre ellos debería estar el no poner en entredicho ninguna decisión del parlamento democráticamente elegido. ¿A ti quién te eligió, Sofía? Si es vox populi el tipo de relación que tienes con tu marido.

Y ahora te lanzo otra pregunta. ¿Para esto te pagamos? A ver, piensa en la cantidad de dinero nuestro que estás malgastando para ahora despreciarnos de este modo. Un poco de miramiento, Sofía. Que, siendo ahora un poco xenófobos, te recuerdo que ni siquiera eres española. Y yo estoy totalmente a favor de la inmigración constructiva, pero los inmigrantes que roban no me gustan. Y tú eres inmigrante, no trabajas y además nos robas nuestros impuestos. Vergüenza te debería dar.

4 comentarios:

Rober dijo...

¿Así que esto es de lo que están hablando en la tele? Estaba yo un poco perdido.

Pues sí, estoy de acuerdo contigo más o menos en todo. La señora esta puede tener sus opiniones, pero es una gran cagada hacer que se publiquen como si fuera una persona normal.

Habría que aprender de los ingleses con Carlos I. Ahora haces lo mismo y te los canoniza la Iglesia Ortodoxa.

Almu dijo...

Yo no me había enterado de esto, pero he leído hoy en el 20minutos que ella ha desmentido que haya dicho eso. No lo sé, pero vamos, en el caso de que lo haya dicho, suscribo totalmente tus palabras... ¡¡¡¡Es una vergüenza!!!!

loqu dijo...

si lo peor es que no ha dicho que no lo haya dicho, sino que lo dijo "en una conversación privada" esperando que no fuera publicado. En fin.

ElAzulDeLCielo dijo...

xDDDD
Ale ale, a callar, q pa algo le pagamos :P